15.11.13

Pobreza...



















Todo le fue mal,
y no supo como ocurrió.
Se ha quedado muy pobre.
No tiene ni un jilguero,
ni una violeta siquiera.
No tiene ni una piedra
 para tirarla al mar.
No tiene ni una nube
que le llueva por dentro.
Ni un cuchillo de plomo para cortar la rabia.
No tiene ni un ramito de menta
para perfumar su pañuelo.
-Cierto es que tampoco tiene pañuelo,
se nota cuando llora
 y sus lágrimas caen al vacío-.
No tiene ni un trapito de tafetán rojo
para remendar su corazón roto.
No tiene ni un pedazo de beso
que llevarse a la boca.
Ni un poquito de sueño
que le cubra del frío.
Ni un retazo de ternura
 que le abra los ojos.
Se ha quedado tan pobre
que no tiene ya ni donde levantarse vivo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario