15.1.14

Sencillamente hoy...







Hay días
que pueden ser
penosos...
Pero aún así,
cada día
renace la luz
de la rabiosa noche,
y las nubes blancas
se forman en el cielo
como las almas
ávidas de sol,
 o corren a la mar,
libertas de lluvia.
Sin embargo
algunos
de todos esos días
pasan ligeros,
y casi no se sienten.
 Y  hay días que
llegan,
 y ésos
son inolvidables.
 Se les oye venir
con el soplo del viento
que anuncia la llegada
de una alegría nueva.
Horas luminosas
que jamás llegan tarde.
pues su amanecer
y su mediodía
son muy puntuales.
 Así llegan al corazón
a la primera hora matutina.
sin recuerdos
ni promesas:
Ni ayer ni mañana.
Sencillamente
hoy...





No hay comentarios:

Publicar un comentario