10.7.14

Irse...








En este momento de partida
apunto las flechas del jamás,
y desarmo al relámpago del adiós:
Abro amplia
la puerta del exilio:
cierro el rostro abierto del cielo
y cabalgo la distancia
sin mirar atrás
y las orillas abren sus mares
y  los caballos se desbocan
porque yo llevo los caminos,
 y los ríos y los naranjos
en mi ligera maleta:
Veré mis lagrimas
en los diarios de la tarde
y sellaré las estaciones
con olvido...

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario