14.2.15

Suspiros...










Le recetó una cajita de escalofríos. Uno después de cada beso.



Ninguno de los dos quería nada serio: Se pasaron la vida riendo a carcajadas.


Decir amor como decir aliento.



Nunca le sorprendo con el corazón de brazos cruzados.


Después de robar corazones, regalaba un pedacito a los que no tenían amor.


Pájaros en la cabeza los tenemos todos. Pero amar es sacarlos a volar.


Tostadas de canela, leche fría,tardecita de domingo y tú...



.

No hay comentarios:

Publicar un comentario