5.3.15

Vocación dual...








Mi única ley, el aire.
 Mi única patria la mar.
El sol con sus rayos levanta el vapor de la arena,
la atmósfera se convierte en nube,
y llueve para dar vida
y donde mires una fruta
 miras tu cuerpo,
formando pinturas sin palabras,
y así la luna,
 con ojos de nubes bicolores
inunda
las sombras llenas de fisuras...
Mi vocación es dual.
Sol y luna,aire y mar.
Viajar por los mares del silencio
volverse nada en la espuma
como si el cuerpo no tuviera signo.
Los ojos sujetos a una nave
y la suerte del equilibrio
encontrándose como péndulo
en los extremos del aire.
Perderse en un viaje
como quien se queda en un dibujo
y no regresa nunca...


.

No hay comentarios:

Publicar un comentario