15.4.15

Cuando ardan las calles...







Indolentes
las calles cubren a sus habitantes.
La luna se ahoga
en un charco de lodo.
El calor es sofocante,
del verano,
y las canciones
huelen a fritanga.
Las plazas vigiladas
y los vigilantes
observados.
El silencio sometido
rodea al infierno
Y las criaturas urbanas
buscan en las huecas calles
como evadirse del miedo.

Tras los portales de la pobreza
el dolor ya no se esconde
La valentía y la dignidad
esta en las fosas comunes,
encerrada en los psiquiátricos y presidios
recogiendo cartones,
durmiendo borrachas
en las húmedas calles.
La cobardía sobrevive
ciudadana
esclava y sumisa
recogiendo las migajas
del paraíso prometido.
La ciudad no tiene objetivos,
En el murmullo del calor,
se oculta el olor del centeno.
Atravesando un callejón,
agoniza la Vía Láctea...
pero las galaxias
 viajan por el tiempo:
y cuando la esperanza
quepa en una honda
y se arrojé por fin,
 como una piedra...
Y cuando ardan las calles
las estrellas se alzaran al viento...


.

No hay comentarios:

Publicar un comentario