16.6.15

Al calor del ego...








Un día de ocio,y con ese calor que disuelve hasta el más reacio ego,sólo por decir algo que fastidiara al Sensei, Asumpta le  preguntó con cierto sarcásmo:
- Su reverencia, según el Budismo,y ante este calor infernal...qué es el ego?.
La cara del Sensei se puso roja, y en ese tono de voz muy condescendiente que usa con los tontos de capirote,el Sensei ladró a modo de respuesta:
- Qué clase de pregunta estúpida es ésa?.
Esta imprevista respuesta conmocionó tanto a Aumpta que llegó a fruncir el ceño y a enfadarse. Entonces el sabio maestro de Zen sonrió,bebió un sorbo de fresca limonada y sacudiendo su abanico,  dijo:
- Asumpta, ese enfado es el ego...



.

No hay comentarios:

Publicar un comentario