11.7.15

Tus cartas...













...Tus cartas
fueron
los caramelos de naranja
 que vi de niña
hacer a mi madre,
como una columna finísima
de hormigas de oro,
como  hilos de luz,
como un trabajo de relojero...
Eran la oportunidad de ver
tu alma al microscopio
y tu esfuerzo de cartero
en tiempos de e-mails,
una constante pura
escribiendo
siempre
durante meses
lo mismo...
Apenas decías
cosas bellas y dulces
y nunca manchaste nada
con palabras...
Bien
Aquí estoy.
Por eso
vivo aquí
contigo
finalmente...



..

No hay comentarios:

Publicar un comentario