17.8.15

L'anarquia de la meva riure...














Encara que alguns pretenguin
racionar l'aire
i engabiar la llum,
enverinar la set i l'aigua,
encara puc respirar,
encara queda espai
per la meva alegria furiosa,
la meva rebel·lió salvatge.

Hi ha vida plena.
Hi ha vida infinita i vibrant
fora de l'ordre i de la llei.

Mira com
ara joc a la glòria
amb el gir de les meves mans,
com tremolen els cels de paper
enfront de l'anarquia de la meva riure ...



.

15.8.15

Hierba...












Hagan la pila de cadáveres
en San Fernando, en Altamira;
echen encima tierra,mas tierra;
después lloverá y creceré...
Yo soy la hierba:
dejadlo todo a mi verdor.
Hagan también la pila en Llera.
en Victoria, en Matamoros;
después... vendrá mi turno
sobre la lúgubre quietud...
Y cuando pasen años, décadas,
los viajeros preguntarán
 al conductor:
- Qué colinas son esas,que se siembra?
-No tienen nombre, señor,son sólo hierba.

      Yo soy la hierba:
dejadlo todo a mi verdor...



.

14.8.15

Tristes haikús...









Brisa del mar
dobla la esquina
la tristeza...

Gotas de lluvia
y maple
cae la hoja roja...


Verdeando en la sombra
la nostalgia
le mira...

Noche sin luna
y los recuerdos
rasgan las nubes...

Sòlo sus pasos
y ladridos lejanos,
todo quietud...

Miles de huellas
en su camino
tan solitario...

Ya no hay trenes,
y en el andèn solitario
espera.él...



.

12.8.15

Els mediocres...









Som els més.
Els forts per majoria.

I fem el buit al voltant teu
aislándote en un mur de silenci.
O de burles feridores si els teus crits
treuen el cap a les tàpies que et tanquen.

Triturarem la teva obra mentre vives.
Deixarem, però, per a tu,
el demà, el futur. És el nostre obsequi.
Somia en ell en les teves nits marginades.

Mas no oblidis que l'avui ens pertany.

I ens ho repartim. aquest tros
d'honors i diners per aquell.
Per aquest i per a mi noves prebendes ...
Ocupem els llocs importants.

Mai permetrem que es premiï
el teu originalitat. ser diferent
a nosaltres resulta intolerable,
doncs som els normals: els mediocres ...



.

Aprendí...







Aprendí a leer entre los árboles
como las caracolas de la rivera
para dar un nombre
a todos los metales
tales como cuarzo o mármol.
Aprendí a nadar como las carpas
contra la corriente del río,
y a remontar el dolor y la miseria
sin queja y sin reclamo.
Aprendí a amar el rostro
de cada estación­:
a saborear la dulzura
de la primavera con los labios
a disfrutar de la calidez
del verano en las mejillas,
a cosechar con el ocre del otoño,
y a hacer una virtud del fuego en el hogar
en el refugio solitario del invierno...
Escuché el latido de la tierra
en las huertas de naranjos.
Y ahí es donde aprendí a escuchar...


.

11.8.15

Luna menguante...
















Y después del plenilunio
la vida siguió fluyendo,
como fluye el gorgoteo
del arroyo bajo la luna menguante,
cuando los árboles duermen,
los libros de poesía se escriben
quemados en una hoguera de tinta,
los búhos bailan en sus ramas
y las sombras sueñan
con convertirse en estrellas...



.

10.8.15

Lletania de l'arrestat ...











No adoptis mai el nom que et doni la policia
No t'acostis teva carícia a la pell del jutjador.
No mengis de la seva blat, no beguis més la seva llet
No deixis que el teu safareig la tornin fangar

No esperis gairebé res del seu govern
No resis en la seva llengua, no balls amb les seves robes
No perdis mai l'aigua que dorm als guardians
Ni allotgeu en la seva boca la sal de la teva sabor
No mostris al soterrani les bombes incendiàries
No ferms amb el teu lletra els presagis del poder
No botigues més cadàvers a la comissaria
No esperis mai res de la veu del taüt...
No lliuris la teva camisa a cap dels seus bancs
Ni aboquis en el teu ventre el poal de la seva senyera
No portis al teu amic als peus de l'impostor...

No deixis que la seva llengua fructifiqui després casa teva
No els cedeixis als teus fills,
no permetis als teus fills
córrer pel seu jardí ....



9.8.15

Todo esto...
















Mi amado parece un castor
 que haraganea
en el río Rata.
De los que agarran
con sus pezuñas de ébano
una redonda col del bosque.
Sus dientes como espadas
dan mordiscos verdes.
Sus ojos de nuez miran remar río arriba
a los chippewas.
Es como un remo decorado toscamente.
Su toque inquieta apenas
 la superficie tranquila.
Con la empuñadura del hombre
se desliza entre los bancos.
Mientras el chippewa susurra a sus hijos:
"No molesten al castor cuando come".
 Es como un gordo mosquito ateo.
Zumba en torno al cuello del cura
que se frota el sudor,
dá un manotazo para aplastastarle
y le grita: "Déjame en paz!"
Y cuando el sol es una colgante flor de sangre,
y los sauces aguardan la lluvia,
mi amado se sumerje
en la verde profundidad moteada del río,
 y juega con un copo de nieve entre miles
y parece que se derrite junto a ellos
 danzando
en ancestrales círculos de agua.
 Él es todo esto...




7.8.15

Balada de los patos canadienses...









Volando en V
llegan al Lago Ontario
los patos canadienses.
En estos meses
el cielo se llena
 de aves migratorias.
Y el avefría
 de la región circumpolar
en la ensenada salvaje,
llega  a anidar a Niágara Falls.
Y llegan las tanagras de Ohio
las tijeretas de Oklahoma y Texas
El cormorán desde Michigan...
Como el avión desde Nueva York
sobre estas soledades.
Al atardecer el jet sobre la montaña
deja en el cielo
su estela, raya de tiza larga,
y el  lago la refleja con su color de aire.
Es el espejo del Gran Espíritu...
Y llegan volando en V
los patos canadienses
como escuadrones de aviones
y van cambiando de formación
la punta de la V
a cada rato con un nuevo pato, pero siempre
hacia el norte como aguja de brújula
llevando la primavera...
lo mismo que las estelas de los jets...
Los amigos no son muchos, y están lejos.
Las noticias de todas partes son malas.
Pero si estás triste como yo estoy ahora
consuélate con la balada
de los patos canadienses, o con el cuento
de las efímeras estelas en el aire,
o con el trino de los avejarrucos
que no migran,o con estas teclas.
Y estas palabras se volverán volanderas...
Es la hora del salvaje granzido
del pájaro triste que no puede migrar
cuando ve que se ha ido el último cormoran...


.

3.8.15

Preguntes indignades...


















... Com t'han inoculat l'obediència?
... Qui t'ha convençut?
... En quin moment el món
-lloc sempre incomplet, inmarcesible-
se't va fer certesa conclosa?
... Quan els sacerdots,
psicòlegs, ministres, publicistes,
van aconseguir que trobaràs seves escombraries
veraç i desitjable, deliciosa?
... Com és que contínues
esperant el teu torn, amb modals
perfectament polits,
i et poses vermell de plaer i d'alegria
quan per fi t'han concedit
avançar una casella?
... Però és que no et queda
ni un gram de tu mateix, amic meu?



.