7.8.15

Balada de los patos canadienses...









Volando en V
llegan al Lago Ontario
los patos canadienses.
En estos meses
el cielo se llena
 de aves migratorias.
Y el avefría
 de la región circumpolar
en la ensenada salvaje,
llega  a anidar a Niágara Falls.
Y llegan las tanagras de Ohio
las tijeretas de Oklahoma y Texas
El cormorán desde Michigan...
Como el avión desde Nueva York
sobre estas soledades.
Al atardecer el jet sobre la montaña
deja en el cielo
su estela, raya de tiza larga,
y el  lago la refleja con su color de aire.
Es el espejo del Gran Espíritu...
Y llegan volando en V
los patos canadienses
como escuadrones de aviones
y van cambiando de formación
la punta de la V
a cada rato con un nuevo pato, pero siempre
hacia el norte como aguja de brújula
llevando la primavera...
lo mismo que las estelas de los jets...
Los amigos no son muchos, y están lejos.
Las noticias de todas partes son malas.
Pero si estás triste como yo estoy ahora
consuélate con la balada
de los patos canadienses, o con el cuento
de las efímeras estelas en el aire,
o con el trino de los avejarrucos
que no migran,o con estas teclas.
Y estas palabras se volverán volanderas...
Es la hora del salvaje granzido
del pájaro triste que no puede migrar
cuando ve que se ha ido el último cormoran...


.

No hay comentarios:

Publicar un comentario